Entradas

Mostrando entradas de junio, 2019

Parashat Jukat 5779

Imagen
”Tres hermanos, tres regalos” Por Adi Cangado
Comentario a la Parashat Jukat (Núm. 19:1-22:1)


"Un día, mientras Elías estaba en el monte Jorev, un viento impetuoso quebró las cimas de las montañas, rasgando la roca, pero Dios no estaba en aquel viento. Tras el viento se produjo un terromoto, pero Dios no estaba en aquel temblor de tierra. Tras el terremoto el fuego invadió el lugar, pero Dios tampoco estaba en el fuego. Finalmente, cuando el fuego se apagó, percibió en la calma más profunda una voz apacible y delicada, y entonces Elías comprendió y escuchó a Dios.” (basado en I Reyes 19)
Cuenta el Rabí Yosé, hijo de Rabí Yehudá, que en su viaje a través del desierto hacia la tierra prometida el pueblo de Israel sobrevivió gracias a la ayuda de tres hermanos -Moisés, Aarón y Miriam- y tres hermosos regalos le fueron entregados a través de sus manos: un pozo por Miriam para dar de beber al pueblo y a sus rebaños; una nube por Aarón para protegerlos del sol abrasador; y el maná por Mois…

Parashat Shelaj Lejá 5779

Imagen
“Doce saltamontes, algún gigante y un talit.” Por Adi Cangado
Comentario a la Parashat Shelaj Lejá


Esta es una historia de boyscouts, de doce exploradores, de lo que se encontraron en la tierra de Canaán; pero también de lo que sus ojos hallaron al mirar sus cuerpos y de las sensaciones de sus corazones, de sus mentes. De los terrores de la noche y de la sombra que las pesadillas del sueño dibujan a la mañana siguiente. De la renuncia, del fracaso, de la pérdida, y de qué hacer cuando parece que lo hemos perdido todo, y de qué hacer cuando se nos arrebata todo.
Después de llegar a la frontera con la tierra de Canaán, Dios le pide a Moisés que envíe a doce hombres, ve'yaturu et érets Kená'an “y exploren la tierra de Canaán”, ish ejad ish ejad “un hombre, un hombre” (Núm. 13:2) por cada tribu, y con cada hombre sus ojos y su corazón. Doce hombres, pero solamente hombres, de carne y hueso, kulam anashim (v. 13:3), a quienes sus ojos y sus corazones guiarán en esta aventura. Moisés le…