Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2018

Parashat Shemot 5779

Imagen
“La resistencia al sufrimiento y un Eterno acontecer” Por Adi Cangado
Comentario a la Parashat Shemot

Shemot. Nombres. Nombres de hombres, de mujeres, de lugares, de tiempos, y de dioses. La palabra, en el pensamiento y en los labios, delimita lo nombrado, lo reconstruye y lo moldea. En parte, el mundo que nos rodea es tal y como lo llamamos, tal y como lo nombramos. Cada fenómeno que se presenta a la percepción inspira su nombre, pero después tal palabra le devuelve su aparente ser: su ser posible. La esencia se revela pura, se percibe fragmentada y limitada a la memoria y a la percepción humana, pero después y cada vez que regresa quedó ya atrapada en la palabra dada para nombrarla.
La naturaleza y la historia humana han inspirado a los pueblos, y éstos, sin ningún lugar a dudas, han dado nombres a sus dioses. ¿Qué reside en el nombre? ¿Qué nos dice del pueblo que lo pronuncia? ¡Qué fuerza increíble tienen los nombres! En la porción de esta semana se nos narra cómo lo Divino se reveló a…

Parashat Vayigash 5779

Imagen
“El lugar del encuentro posible” Por Adi Cangado



Comentario a la Parashat Vayigash
Cuando la semana pasada concluíamos la lectura de la porción semanal, se nos quedó el corazón en un puño. La copa de adivinación es descubierta en el saco de Benjamín y como castigo será siervo para el visir. La promesa de Judá a su padre no podrá cumplirse. Ha fallado.
Pero entonces vayigash elav Yehudá se acercó a él Judá. Este será el primer paso, el desencadenante, del reencuentro de José con sus hermanos y más tarde con su padre después de muchos años. Pero, ¿por qué precisamente dice la Torá vayigash? Vayigash elav Yehudá vayomer “se acercó a él Judá y (le) dijo” (Gén. 44:18).
En la Biblia Hebrea el verbo nagash se utiliza principalmente con las tres acepciones siguientes: entrar en guerra (como en 2 Samuel 10:13), reconciliarse (como en Josué 14:6) y rezar (como en 1 Reyes 18:36). Judá tiene tres salidas posibles, pero finalmente se acerca al visir y habla con él. Ha crecido. Ya no es el joven inconsc…