Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2018

Parashat Vayeshev 5779

Un trocito de apio” Por Adi Cangado
Comentario a la Parashat Vayeshev
Las generaciones de los patriarcas podrían resumirse en las figuras de Abraham, Isaac y Jacob. A ellos tres citan las oraciones cuando rezamos cada día: el Dios de Abraham, de Isaac y de Jacob. Así se revela lo Divino también a Moisés, pasados muchos años, en la montaña.
En la porción de esta semana, la Parashat Vayeshev (“Se asentó”), la Torá centra su atención en uno de los hijos de Israel en particular: Yosef. Él será el enlace entre los patriarcas y Moisés; él descenderá a Egipto de manera traumática y sus huesos acompañarán al pueblo de Israel, después de liberarse del yugo de la esclavitud, de vuelta a la tierra de Canaán.
Jacob se asentó en la región donde su padre había vivido en la tierra de Canaán. Yosef tenía 17 años de edad. Siendo un joven, cuidaba de las ovejas con sus hermanos, los hijos de Bilhá y de Zilpá, mujeres de su padre. Israel amaba a Yosef más que a cualquiera de sus otros hijos, puesto que él …

Parashat Vayishlaj 5779

Imagen
"Historia de una yod” Por Adi Cangado


Comentario a la Parashat Vayishlaj
Esta historia empieza con una letra yod (י) que fue arrancada de la palabra que habitaba, pero su ausencia servirá de introducción para hablar de nuestra protagonista. Cuando el pueblo de Israel está a punto de entrar en la tierra de Canaán, Moisés canta. En la Shirat Moshé o “Cántico de Moisés” (Deut. 32) nos encontramos esta extraña metáfora sobre la instrucción, la enseñanza (v. 32:13):
יַרְכִּבֵ֨הוּ֙ עַל־בָּ֣מֳתֵי אָ֔רֶץ וַיֹּאכַ֖ל תְּנוּבֹ֣ת שָׂדָ֑י וַיֵּֽנִקֵ֤הוּ דְבַשׁ֙ מִסֶּ֔לַע וְשֶׁ֖מֶן מֵֽחַלְמִ֥ישׁ צֽוּר: “Los hizo cabalgar sobre los lugares altos de la tierra, para que comieran el producto del campo. Les amamantó con miel de una roca y con aceite de la parte más dura del peñasco.”
El verbo que se utiliza aquí es dar el pecho, amamantar, como si la Torá fuese leche materna, mezcla de miel y aceite. A la palabra vayenikehu (ויניקהו) le falta una letra: la yod. El Baal Haturim, en sus glosas, añade: “Fal…