רשומות

מציג פוסטים מתאריך פברואר, 2018

Comentario a la Perashat Ki Tisá, por Adi Cangado

"Ídolos" Por Adi Cangado
Comentario a la Perashat Ki Tisá
En los primeros versículos de esta semana nos encontramos a Moisés en la montaña, a punto de bajar con las tablas de piedra que llevan grabadas las diez "palabras", aséret ha-dibrot, los diez conceptos encerrados en los llamados diez mandamientos. En el primero de ellos, Dios se presenta como la Fuente que había inspirado a los israelitas a cruzar Yam Suf, el mar de juncos, y que les había dado fe en ellos mismos para caminar sobre la tierra seca entre las aguas para liberarse del yugo del Faraón. En el segundo, lo Divino les advierte: Él no es representable en imágenes. No tendrás otros dioses para postrarte ante ellos. ¿Acaso era tan difícil? No eran creencias nuevas para ellos, sino que estos dos primeros cometidos hundían sus raíces en su origen como pueblo, como colectivo humano. Era el Dios de Abraham, de Isaac y de Jacob quien les interpelaba. El Dios de Abraham, ¡qué curioso! El hombre que lo había ca…

Comentario a la Perashat Tetsavé, por Adi Cangado

“Santo, santo, santo”Por Adi CangadoComentario a la Perashat Tetsavé
Cuando revisamos el libro de oraciones encontramos muchos textos que definen a Dios como “Santo” y que, además, constituyen partes fundamentales del servicio diario, del Shabat y de las fiestas: el Kadish, la Kedushá, el Kidush, … En todas ellas resuena la raíz de la palabra kadosh, “santo”. Esta semana leemos la Perashat Tetsavé y también aparece en ella con insistencia esta idea de kedushá, “santidad”. La mayor parte de la narración se centra en la elaboración y descripción de las bigdé kódesh “vestiduras santas” (Éx. 28:2, 4; 29:21, 29) que deberán llevar Aarón y sus hijos, es decir, los kohanimo casta sacerdotal del antiguo Israel. ¿Para qué servían estas vestiduras? Lekadeshó lejahanó li “para santificarlo (a Aarón), para que realice su servicio como kohen, para Mí” (Éx. 28:3). También el lugar que será consagrado para el servicio a Dios es llamado kódesh “santo” (Éx. 28:29, 35, 43, 44). Aarón se acercará a Dios c…

Comentario a la Perashat Terumá, por Adi Cangado

“Las cosas hechas de corazón” Por Adi Cangado
Comentario a la Perashat Terumá
¿Recordáis cuando éramos niños y en la escuela los maestros nos pedían como “deberes para las vacaciones” la lectura de un libro? A mí me horrorizaba, no porque no me gustase leer pues siempre me ha apasionado la lectura y siempre he leído con un lápiz y una libreta en la mano, tomando notas o incluso añadiendo mis comentarios al propio texto en los márgenes de las páginas. Pero cuando llegaban las vacaciones me costaba muchísimo coger aquellos libros obligatorios y pasar cada página era una pesadez. Prefería sentarme en la alfombra que teníamos en el salón, enfrente a la estantería, y ojear páginas de la enciclopedia. Podía pasarme horas enteras saltando de tomo en tomo. Muchas veces tenía que apurar aquellas lecturas obligatorias en los últimos días y, a pesar de no ser un cafre como alumno, mis trabajos sobre estas lecturas solían ser bastante mediocres. Si me gustaba leer, ¿por qué me aburrían aquellos libr…

Comentario a la Perashat Mishpatim, por Adi Cangado

"Fuera de lugar" Por Adi Cangado
Comentario a la Perashat Mishpatim

   La semana pasada Yitró, suegro de Moshé, le recomendaba nombrar jueces que pudiesen aliviar la carga de dirimir los conflictos que surgían entre los israelitas y el pueblo de Israel se asentaba frente a Sinaí y recibía los diez mandamientos.
   El relato de la Torá continúa con otros preceptos que regularán la coexistencia en el desierto, algunos expresados en forma de casuística legal y otros que reflejan el mismo estilo exclamativo e imperativo de los diez mandamientos. Muchas de estas leyes fueron adoptadas de los códigos legales de otras naciones a lo largo de los primeros siglos de formación del pueblo de Israel; algunas nos resultan extrañas si las leemos desde la óptica del europeo moderno, pero otras conservan completamente su actualidad, como por ejemplo la protección del débil, de la viuda, el huérfano, el pobre.
   A pesar de la indudable influencia de la época, y como siempre ha ocurrido en l…

Comentario a la Perashat Yitró, por Adi Cangado

«Y Dios dijo “Anojí”»Por Adi Cangado
Comentario a la Perashat Yitró
Esta semana leemos una de las parshiot más importantes de todas: la Perashat Yitró. En ella se nos relata la llegada de Israel al Monte Sinaí y la recepción de los diez mandamientos. Sin embargo, ¿por qué una perashá tan relevante lleva el nombre de alguien que no era parte del pueblo de Israel? Podemos elegir la explicación más sencilla y decir que se debe a que en el comienzo de esta porción semanal se habla de la llegada del suegro de Moisés, Yitró, al campamento de Israel. Sin embargo la tradición nos invita a una lectura más profunda.
De acuerdo al Zóhar, Yitró se convirtió al judaísmo en este preciso momento. Pero nos dice más. De no haberse convertido Yitró al judaísmo, Dios no habría podido dar la Torá al pueblo de Israel. ¿Por qué?
Yitró, su hija Tsiporá, que era la esposa de Moisés, y los hijos de ésta (Guershom y Eliézer), llegan al lugar en que Israel estaba asentado, vayishtaju vayishak lo vayish'alú ish …