Entradas

Parashat Balak 5779

Imagen
”No matarás” Por Adi Cangado
Comentario a la Parashat Balak (Núm. 22:2-25:9)


En la porción de esta semana la Torá nos narra la historia de Balak y Balaam. Balak era el rey de Moab y el pueblo de Israel había llegado cerca de las fronteras de su reino. Aterrado ante la posibilidad de derrota en una hipotética guerra, encarga a sus emisarios que busquen a Balaam, un hombre del este, de la tierra del Éufrates, famoso por la eficacia de sus maleficios. Balak quiere que Balaam maldiga al pueblo de Israel. Le lleva a tres montañas desde las cuales observar al pueblo. En cada cima Balak construye altares para llevar ofrendas, y que así a través de ellas Balaam pueda pronunciar la maldición al pueblo de Israel, pero cuando éste abre su boca de ella sale finalmente una bendición, y así hasta en tres ocasiones. Cuando nos acercamos hacia el final de la lectura sucede un episodio perturbador. Los israelitas empiezan a relacionarse con mujeres moabitas y midianitas y a adorar a sus dioses. El texto …

Parashat Jukat 5779

Imagen
”Tres hermanos, tres regalos” Por Adi Cangado
Comentario a la Parashat Jukat (Núm. 19:1-22:1)


"Un día, mientras Elías estaba en el monte Jorev, un viento impetuoso quebró las cimas de las montañas, rasgando la roca, pero Dios no estaba en aquel viento. Tras el viento se produjo un terromoto, pero Dios no estaba en aquel temblor de tierra. Tras el terremoto el fuego invadió el lugar, pero Dios tampoco estaba en el fuego. Finalmente, cuando el fuego se apagó, percibió en la calma más profunda una voz apacible y delicada, y entonces Elías comprendió y escuchó a Dios.” (basado en I Reyes 19)
Cuenta el Rabí Yosé, hijo de Rabí Yehudá, que en su viaje a través del desierto hacia la tierra prometida el pueblo de Israel sobrevivió gracias a la ayuda de tres hermanos -Moisés, Aarón y Miriam- y tres hermosos regalos le fueron entregados a través de sus manos: un pozo por Miriam para dar de beber al pueblo y a sus rebaños; una nube por Aarón para protegerlos del sol abrasador; y el maná por Mois…

Parashat Shelaj Lejá 5779

Imagen
“Doce saltamontes, algún gigante y un talit.” Por Adi Cangado
Comentario a la Parashat Shelaj Lejá


Esta es una historia de boyscouts, de doce exploradores, de lo que se encontraron en la tierra de Canaán; pero también de lo que sus ojos hallaron al mirar sus cuerpos y de las sensaciones de sus corazones, de sus mentes. De los terrores de la noche y de la sombra que las pesadillas del sueño dibujan a la mañana siguiente. De la renuncia, del fracaso, de la pérdida, y de qué hacer cuando parece que lo hemos perdido todo, y de qué hacer cuando se nos arrebata todo.
Después de llegar a la frontera con la tierra de Canaán, Dios le pide a Moisés que envíe a doce hombres, ve'yaturu et érets Kená'an “y exploren la tierra de Canaán”, ish ejad ish ejad “un hombre, un hombre” (Núm. 13:2) por cada tribu, y con cada hombre sus ojos y su corazón. Doce hombres, pero solamente hombres, de carne y hueso, kulam anashim (v. 13:3), a quienes sus ojos y sus corazones guiarán en esta aventura. Moisés le…

Parashat Bejukotay 5779

Imagen
”Regresar, reparar, resistir.” Por Adi Cangado
Comentario a la Parashat Bejukotay


“Y tus descendientes reconstruirán las antiguas ruinas; los cimientos de generación y generación levantarás, y serás llamado “reparador de brechas”, “restaurador de caminos”, para morar en ellas.” (Isaías 58:12)
Después de instruir a los israelitas sobre los preceptos de shemitá (el año sabático o año de descanso para la tierra) y yovel (el jubileo), Dios detalla las bendiciones que brotarán de su cumplimiento y las consecuencias terribles que se derivan de su abandono. La mayoría de los años leemos las dos porciones juntas, Behar y Bejukotay, pues la segunda es continuación de la primera; y dado que el relato comenzaba be'har “en la montaña” (Lev. 25:1), concluye también be'har (Lev. 27:34).
El descanso de la tierra promete a sus moradores prosperidad: prosperidad en la sostenibilidad. Al igual que el hombre o la mujer que no descansan de su trabajo acaban bajo el yugo de la esclavitud y de la explot…

Parashat Behar 5779

Imagen
“La tierra no nos pertenece” Por Adi Cangado
Comentario a la Parashat Behar


“Y la tierra no puede venderse a perpetuidad, porque es Mía, y vosotros extranjeros y habitantes conmigo.” (Lev. 25:23)
Hace poco más de diez años, el día 8 de abril del año 2009, me levanté antes de la salida del sol, cogí el libro de oraciones y me fui al paseo marítimo de la ciudad. Allí, sentado en un banco, me puse la kipá y esperé a que amaneciese para recitar la birkat ha'jamá, la “bendición del sol”. Cada veintiocho años el sol, de acuerdo a nuestra tradición, regresa a su lugar original, a su punto de partida. La última vez había sido en 1981, un año antes que naciese. Quería pronunciar aquella bendición, con las oraciones que la acompañan, con perfecta concentración. Pensaba, “¿y si dentro de veintiocho años, en el 2037, no pudiese o no estuviese?”. En la Parashat Behar Moisés da instrucción a los israelitas para guardar un Shabat de años en lugar de días, sh'mitá o “año sabático”, el séptimo año…

Parashat Emor 5779

Imagen
“Cuatrocientas veces” Por Adi Cangado
Comentario a la Parashat Emor


El pasado domingo día 28 de abril se celebraron elecciones generales en España y por primera vez miles de personas con discapacidad intelectual, enfermedad mental o deterioro cognitivo pudieron ejercer su derecho al voto. Hace un siglo las mujeres también se embarcaron en esta batalla: las sufragistas. Lily Montagu, madre del judaísmo liberal, era sufragista. Fue la primera mujer en subir al púlpito de una sinagoga y dirigir la oración para su comunidad. En su época la mujer era considerada por muchos (hombres y también mujeres) precisamente como una discapacitada para determinados asuntos y ante la toma de decisiones tales como votar. Hasta hace no mucho se pensaba que los homosexuales tenían una enfermedad mental. El género, el color de la piel, la orientación sexual o el origen, fueron excusa para discriminar y segregar en un mundo dominado por varones blancos, de determinada edad, debidamente casados, respetables y p…